25 de febrero de 2011

Para los maridos: Cómo sobrevivir a un embarazo

Bueno, bueno… Estoy en la recta final de esta aventura y, aunque a mi marido ya no le van a servir mis consejos porque ha sufrido mis trastornos de embarazada sin previo aviso, puede que a algún otro primerizo le sirvan de ayuda.

Este va a ser mi segundo hijo, pero el primero con este marido (más conocido por aquí como “El Churri”, para gran cachondeo de sus amigos, que, como dice él, “desde que tienes el blog me han perdido el respeto, churri”), así que en esta historia el primerizo ha sido él, lo cual es una ventaja, porque al menos uno de los dos sabía dónde se metía, que siempre está bien.

Lo que me ha resultado curioso de esta experiencia repetida es que un segundo embarazo se vive con mucha más tranquilidad, pero no por ser algo conocido estás libre de sufrir múltiples neuras, a cuál más estrambótica. Afortunadamente son pasajeras, pero el caso es que el futuro padre puede verse sometido a situaciones francamente estresantes. Veamos algunas de ellas, y de paso, sugerencias para intentar salir airoso:

“¿Tengo más barriga?”: Esta suele ser la típica pregunta del primer trimestre. Ni se te ocurra decir que no, tú di siempre “yo diría que sí”, y de paso añade algo del estilo “por cierto, estás cada día más guapa”.

“¿Estoy gorda?”: Esta es más del segundo y tercer trimestre. En este caso la respuesta es obvia: “¡Qué va! ¡Estás guapísima!”. Ya sé que lo de guapa no tiene nada que ver, pero sirve como maniobra de despiste. Lo malo es que la embarazada que realmente se haya pasado de peso (la que ronda los 20 kg de más allá por el séptimo mes) sabrá que está “un poco gorda” además de embarazada, y posiblemente insistirá. Si es el caso, lo siento de verdad. Ármate de paciencia porque poco puedes hacer, y dale algún achuchón, que vea que te sigue gustando.

“¿Crees que el bebé estará bien?”: Pregunta chorra donde las haya, porque es obvio que no eres telépata, pero ni se te ocurra decirle “¡¿Cómo quieres que yo lo sepa?!”, no, no, no. Tú dile: “Por supuesto, cariño, ¿cómo va a estar mal? Vamos a tener un bebé guapísimo”, y dale un achuchón. Como verás, lo del achuchón vale para todo, en el fondo somos muy básicas.

“¿Te gusto?”: Aunque te parezca una pregunta absurda, nunca contestes “¿Por qué te crees que estoy contigo?”, sin levantar la vista del periódico, así en plan insensible. Ten en cuenta que la embaraza se siente “diferente”, ya no se reconoce en el espejo, y por eso hace ese tipo de preguntas arriesgadas y aparentemente absurdas. Solo busca mimitos, así que… ¡dale un achuchón!

“¿Y si el niño sale enano?”: Quien dice enano (no me refiero a bajito, eso no nos suele preocupar), dice que le falte una mano, que se le pare el corazón porque sí, que tenga espina bífida, o cualquier desgracia que a tu mujer se le ocurra en ese momento, normalmente influenciada por una película que haya visto, algo que haya leído o alguna historia macabra que le hayan contado. La cantidad de “Y si…” que se le pueden ocurrir a una embarazada es infinita.
Lo peor en estos casos es que seguramente consultará en internet su problema inexistente y acabará en algún foro donde las preguntas suelen ser de este estilo: “SOCORRO!!! Estoy de ocho semanas y mi bebé no tiene latido, estoy muy asustada, por favor, AYUDA!!!”. Como no le puedes quitar el ordenador, porque siempre encontrará alguno de repuesto, mejor resígnate y trata de no perder la paciencia. Y hazle mimitos, ya sabes ;).

“¿Se le habrán paralizado las piernas?”: Sí, la imaginación de una embarazada no conoce límites. Esto puede ocurrir en el tercer trimestre si al niño se le ocurre sentarse, o sea, si viene de nalgas, como se suele decir. En ese caso, como los puños están arriba, y con ellos tiene mucha menos fuerza que con las piernas, que utilizará para dar saltos sobre tu vejiga (algo muy agradable), apenas notarás movimientos arriba, donde tú crees que están las piernas, pero que en realidad no están, no sé si me explico. Sí, confieso que fui yo… Y la del niño enano también, lo reconoceré antes de que me delate el churri.

“Yo no quiero una cesárea”, o la contraria, “¿Dolerá mucho? ¡Yo quiero una cesárea!”: Si tienes suerte, te tocará una mujer que afronta el parto estoicamente, en plan “como no me voy a escapar, que sea lo que Dios quiera”, pero puedes no ser tan afortunado y tener que lidiar con una mujer aterrorizada ante la idea del parto, más bien del dolor el día del parto. Tampoco nos vamos a engañar, no duele mucho, duele muchísimo, pero en cuanto te dan el premio te olvidas. Lo mejor: dile que vas a estar con ella y que todo va a ir bien. No se te ocurra nunca decirle “¡Si las mujeres han parido toda la vida y no se han muerto!”, o “¡Si con la epidural ya no duele!”, porque puedes acabar siendo hombre muerto.

“Yo no puedo tener un hijo en esta casa”: Esta es de mi amiga L. Vivía en un piso alquilado cuando se quedó embarazada, y le dio por decir que en ese piso tan cutre no podía vivir su hijo. El caso es que yo miraba el piso de arriba a abajo y no le veía nada raro, pero como no se podía comprar uno, ahí tenías al bendito del marido pintando un día el techo, otro las paredes, otro lacando las puertas, otro volviendo a pintar las paredes porque “ese color no queda bien”. En fin, cosas que pasan.

“Hueles a taller” (aunque no pises un taller ni por casualidad): En esta situación vale cualquier olor (tabaco, fritanga, perro,…, y pobre de ti como huelas a perfume de mujer…). Resígnate y date una ducha, aunque estés requetelimpio.

Llora por nada. Sí, es lo que tiene esto del embarazo, que las hormonas se disparan y lloramos por nada. Si ya de por sí solemos ser de lágrima fácil, ni os cuento embarazadas… Lo has adivinado, dale besitos :).

Un consejo: dale vino. Sí, sí, vino, y si es en una cenita romántica, mejor. O déjale que se tome una cañita de vez en cuando, seguro que al bebé no le pasará nada (Aclaro que la medida diaria autorizada según mi médico es la cantidad de alcohol que hay en una copa de vino, o equivalente. Eso sí, no es acumulable, no vale tomarte tres si llevas tres días sin beber, ¡eh!). Me explico: uno de los peligros que acechan hoy en día a las mujeres embarazadas son sus propios maridos, que como últimamente (algunos) se implican tanto en los embarazos, se vuelven Torquemada en versión moderna. Hoy en día escuchar frases del estilo “A mi mujer no le dejo tomar cafeína, que está embarazada” es de lo más normal. Así que claro, del alcohol ni hablamos, la mayoría creen que por tomarte una cañita va a nacer el niño con síndrome de abstinencia, y la única que tiene el síndrome eres tú.

Y después del vino… sexo, ¿no? Porque ¿qué hacemos con el sexo? Yo aquí he visto de todo, desde mujeres que se vuelven hiperactivas sexualmente, hasta maridos que no les ponen la mano encima porque las ven “como madres”, pasando por parejas que se aguantan las ganas y no quieren hacer nada por si le hacen daño al bebé. Supongo que esto es como todo, si no hay contraindicaciones, en el término medio está la virtud, así que un polvete de vez en cuando os sentará muy bien (y de paso ella se sentirá atractiva, algo que le vendrá muy bien).

El síndrome del nido. Este es famoso, y existir, existe. Aunque suele ser más bien cosa de mujeres, cada vez hay más hombres afectados, y aclaro que el síndrome en ellos suele ser más agudo que en ellas, ya que se lo toman como un trabajo, con estudios de mercado incluidos. Si no es tu caso, lo mejor es ser paciente y escuchar con interés lo que ella te cuente: minicuna sí o no, bañera con o sin cambiador, para bidet o para ducha, carrito con capazo o sin él, la sillita de seguridad “de huevo” o de “no huevo”, la habitación amarilla o azul, … La lista es infinita y lo que ella quiere es compartirlo contigo, así que mejor pon buena cara y participa, verás que no es tan terrible.

El parto, ese gran día… que al marido le da tanto miedo. Lo normal será que ella quiera que asistas al parto, y a ti puede que te entren sudores fríos solo de pensarlo. Si es así, probablemente te imaginas aquello como una sala de tortura, con tu mujer gritando como una loca y sangre por todas partes. Si fuera así, yo tampoco querría estar, lo juro. Afortunadamente, nada más lejos de la realidad (Bueno, vale, no os voy a engañar. Hay excepciones y algunas mujeres se ponen histéricas y empiezan a insultar al marido y a las enfermeras, pero no es lo normal). El caso es que ella solo quiere que ese día estés ahí, a su lado, para compartir el momento más increíble y emocionante de vuestra vida: ver al renacuajo nada más nacer, abrazarle y tocarle. Juntos. Y de paso, que estés con ella, para sentirse protegida. A lo mejor tiene poco sentido y es irracional, pero lo que más necesita el día del parto es sentir el cariño y la protección de su pareja.

Yo siempre doy un consejo para ese día, aunque las madres/suegras me miren con mala cara: Creo que el nacimiento de un hijo es algo tan especial y tan íntimo, que hay que disfrutarlo a solas. El padre, la madre, y el bebé, todos los demás sobran. Después de conoceros, cuando hayan pasado una o dos horas, el tiempo que necesitéis, llamad a todo el mundo y compartid vuestra alegría, pero ese rato a solas para mí es imprescindible e irremplazable.

72 comentarios:

  1. Bueno, Su, eso que pusiste entre paréntesis es verdad. Mi comadrona me contó más de un caso en el que la parturienta se pone a gritarle al marido como una loca: "¿Ves?..¡Por tu culpa, por tu culpa!...Es tremendo, ja, ja...pobres hombres!!!
    De las visitas podrías hacer otra entrada. Dale chupete, no se lo des, está muy abrigado, llora porque tiene hambre, este niño tiene sueño, que no, lo que tiene es calor, no lo cojas tanto en el colo, se parece a ti, es igualito al abuelo, dale el pecho cada tres horas, no hagas caso y dale cuando tenga hambre.......uffff.... ¡Si me queréis, IRSE!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que las visitas tendrían que estar prohibidas en el hospital, ese ir y venir de gente visitando es de lo mas molesto, es que la gente no se da cuenta de que una recién parida no tiene ganas de dar conversación toooda la santa tarde?

    Lo del nido es verdad, tengo a mi vecina de arriba que sale de cuentas en mayo lavando y lavando cosas, a este paso agota las reservas de detergente del barrio!! y al pobre marido pintando y moviendo muebles :DDDD

    ResponderEliminar
  3. Y que digo yo....

    El simbolo del IExplorer a que viene?

    ResponderEliminar
  4. Hola Su.

    Tomo nota, de tus consejos, básicamente, paciencia y achuchón...achuchón...y achuchón. Si alguna vez me toca.

    Saludos. Juanjo

    ResponderEliminar
  5. Pues como te dije en la entrada anterior, ánimo que falta menos, ya sabes de que va y que todo saldrá bien.
    A mi ya me queda algo lejana la experiencia pero cumplí todos los trámites, y creo que me comporté decentemente. .... al menos hasta entrar en la sala de partos. Tenía claro que en ese momento a lo mejor no daba la talla y confiaba absolutamente en médico y comadronas.....

    ResponderEliminar
  6. Blue, lo de insultar a los maridos me parece muy fuerte. Al parecer es muy frecuente el "tú ya no me tocas más!!!" y barbaridades similares. El otro día me contaron que una le mordió a la matrona, y las hay que se llegan a tirar al suelo, de locos... Lo de las visitas y los comentarios es para otra entrada, desde luego, igual me inspiro después de dar a luz, veremos lo que me toca...

    Eva, a mí lo del nido no me ha dado fuerte, y tampoco me dio la vez anterior, pero es verdad que hay gente a la que le va la vida en ello. Imagino que a cada una nos da por una locura diferente. Lo de las visitas en el hospital debería ser en plan muy rápido y para la familia cercana, la verdad. En casa y pasados unos días, mucho mejor. Y lo del explorer es por aquello de ir buscando en internet, que cuando te da por mirar si lo que tienes es normal, o si el resultado de una prueba quiere decir esto o aquello, es un sinvivir!

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Juanjo, te aseguro que lo del achuchón y los mimitos no falla! Eso sí, en tu casa no le hagas muchos dulces, que las embarazadas no tenemos freno!!!

    Euclides, lo de la sala de partos le da terror a mi marido, es lo que peor lleva. Y luego no es para tanto...

    Besos a los dos.

    ResponderEliminar
  8. Pues sí, yo creo que los mimitos y la ternura de la pareja no pueden faltar nunca. Pero en esos momentos, menos aún, claro.

    Besos, Su!

    ResponderEliminar
  9. ¡Ojú! yo ni me acuerdo ya pero creo que el mío (me refiero al husband) no lo tuvo tan complicado. Claro que yo soy más todo-terreno. No me vi fea, ni especialmente gorda, ni tuve depre post-parto, y tuve siempre familia alrededor, sobre todo al principio, con lo que casi ni me enteré.
    Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
  10. Lo bueno de tener un cierto pasotismo es que las cosas nos afectan de diferente manera. Y lo a gustito que estoy sin darle vueltas a la cabeza a las cosas que ya no tiene remedio. Asi que el día que tenga a mi pareja embarazada que es lo que me apetece y ademas en breve, pues mimos, polvetes, desayunos en la cama y cuando se le cruce el cable por una oreja entra y la otra sale (sin que se pase que sino se cierra el conducto cerebral y se me cruza a mi tambien), cuando desee que la escuche estar y si quiere otro niño para comer teta pues...voluntario jejeje
    http://dalecalor.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Jajaja, muy bueno.
    Te ha faltado una muy típica que es justo lo contrario a una que has puesto. ¿tengo mucha barriga? Y que no sólo las hormonas se os descontrolan, el termostato también, jajaja

    ResponderEliminar
  12. Yo más que nada me quejaba siempre de sueño... estaba que me caía por los rincones. ¿Gorda? o lo preguntaba, mee daba cuenta yo sola, y es que con el primero, como tú dices, se pasa peor porque todo es nuevo. Yo ya tengo ganas de repetir la experiencia, ya sabes. :-)
    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  13. Algo para agregar: en mi trabajo: la clienta embarazada..........lo mas pesado que puede haber, mirando, calculando precios, mirando los mililitros de cada cosa, la cantidad de pañales, etc. y luego claro, como se ven gordas, buscando maquillaje que las haga ver espectaculares y nada les viene bien, y luego ni les quieras mostrar una fragancia, no! que no puedo con los olores! etc. Pobres maridos!!

    Besotes!

    ResponderEliminar
  14. Y el pobre padre, a él quien le cuida....
    Todo el mundo preguntando por madre y ¿al pobre padre?... de ese no se acuerda nadie....

    ResponderEliminar
  15. Lourdes, la verdad es que cuando estás embarazada se agradecen mucho más los mimitos.

    Lakacerola, no sabe tu marido la suerte que tiene! Bueno, y tú también, por tomarte las cosas así.

    dale calor, bienvenido por aquí. Pues a ver si tienes suerte y dentro de poco puedes practicar todo eso ;).

    Papalobo, es verdad, el termostato va loco en un embarazo. Yo que soy friolera este invierno ni me estoy enterando del frío. Para que yo duerma sin calcetines...

    Extrema, lo del sueño esta vez lo llevo bien, pero con el segundo a las 10 estaba en la cama, es otro efecto secundario, sí. Pues ya sabes, el tercero llegará, seguro, que tú tienes tiempo ;).

    Cheli, las embarazadas pesadas tienen que ser un sufrimiento como clientas, no me lo imagino. La verdad es hay maridos que tienen el cielo ganado, conozco a más de uno...

    Temujin, nada, nada, en ese momento os toca a vosotros ser "el macho protector", aunque por supuesto, también os tienen que hacer mimitos, faltaría más. Eso sí, lo hará la que tenga costumbre de hacerlo en condiciones normales, porque la que sea una raspa, cuando se quede embarazada será mucho peor. Conozco a alguna de esas, que son insoportables sin embarazar, así que embarazadas ni te cuento.

    Besitos a todos :)

    ResponderEliminar
  16. Jejeje, voy a imprimir tu post y colgarlo en el espejo del cuarto de baño... por lo del achuchón sobretodo.

    Aunque he de decir que lo mejor del embarazo es tomarlocon humor, ¿qué el bebé no te deja dormir de las patadas que da? Pues te levantas y te poner a coser; ¿Qué te haces pis y no hay un baño cerca? Usas el asiento de copiloto de tu hermana como Wc, aprovechando que hay un bache... cosas asi vamos!

    ResponderEliminar
  17. Cuando lo pienso en frío, a toro muy pasado, mira que hace falta valor para ser padres hoy en día, no me extraña que el indice de natalidad esté tan bajo, ya ni los inmigrantes, y es que la vida está carísima y por otro lado, si no fuera por los abuelos, solo tendrían hijos los que se permitan el lujo de que trabaje solo el.
    En España la cosa está muy mal organizada, acabo de ver Redes y como en casi todo vamos a la cola de Europa en prestaciones para ayudar a los hijos.
    Muy buena entrada Su, como siempre.
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  18. Puf, si de veras necesitáis todo eso, queda claro cuál es el sexo superior. :D :D :D

    ResponderEliminar
  19. Pues si X, con tu comentario lo has dejado clarísimo XD XD XD

    ResponderEliminar
  20. A ver, Susana. Conociéndote como te conozco, seguro que estás guapísima.

    Y un consejo: enseña a tu hijo a sorber flanes. O medios flanes, al menos ;)

    Besos y feliz parto.

    ResponderEliminar
  21. Gracias por todos esos consejos, seguro que llegado el momento nos hará bien recordarlos (yo seré de las que se agobiará por TODO -enanismo incluido-) y derivar a los susodichos aqui a tu blog ;)

    Bueno ya te queda poquito entonces...deseo que todo vaya genial y un abrazo xxl

    ResponderEliminar
  22. Leia, es que lo del achuchón se agradece, verdad?

    Genín, la verdad es que hay que pensárselo, o casi mejor, no pensarlo mucho, pero si lo pensamos no tendríamos hijos. A mí eso de que vayamos a la cola de europa me indigna, de verdad. Pero en fin, de momento es mejor resignarse...

    X, no me tires de la lengua, que como tuvieran que embarazarse lo hombres, no quiero ni pensar lo que tendríamos que hacer nosotras!

    Eva, yo no digo nada ;).

    Juanjo, gracias por la confianza, aunque con los 17 kg que llevo ya, no me reconozco ni yo! Lo de sorber flanes ha estado muy bien, jaja! Bueno, digo yo que si su madre es capaz de sorber medio flan, él podrá con uno entero, seguro...

    Sieslo, a ver cuando nos cuentas que te ha llegado el momento. Y entonces, olvídate del google!

    Muchas gracias a todos, y muchos besos :).

    ResponderEliminar
  23. SU, que valiente eres un 2º hijo....Enhorabuena!!
    En mi unico embarazo, la verdad es que me hubiera venido muy bien tu relato para imprimírselo...

    Es muyyy importante lo que has dicho al final, cuando una va al hospital de parto, o programado, lo que menos necesita es saber que tiene a toda su familia fuera esperando....es algo íntimo de la pareja. Estoy contigo SU. Soy partidaria de que la pareja se vaya sola y una vez esté en el mundo, se llama a to cristo!!

    ResponderEliminar
  24. Su, sabes que me das un poquito de envidia... Sana, muy sana, eh? Qué bonito eso de tener un bebé!!

    Bueno, mucha suerte con todo y mucho ánimo. Y no te preocupes por nada que seguro que todo saldrá fenomenal y será un bebé sano y precioso.

    Qué tal el churri? Ha seguido tu receta de paciencia y mimos, mimos y paciencia contigo?

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Lo de que se ponen histéricas en el parto e insultan no lo conocía. Un dato más para agregar a la Larga Lista de Amenazas Provenientes de Las Mujeres, ooooiiihh.

    Y ya más en serio, pues eso, que te vaya fenomenal en esta "aventura" tan particular, Su.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Que todo salga muy bien Su, ánimo en la recta final!!!!!

    ResponderEliminar
  27. Si alguna vez tengo que pasar por dicho trance ya tengo la solución gracias a ti Su. Todo se basa en dar achuchones xD

    ResponderEliminar
  28. Mujer a los 30 y tantos, si es que esa intimidad no tiene precio. Qué menos que tener ese ratito, no?

    Mer, la verdad es que el churri se ha portado muy bien, hay que reconocerlo, aunque se h apasado aquí solo tres meses del embarazo, eso es lo más duro. Ahora le queda la prueba de fuego... el parto... está que se muere del susto! :)

    Gracias, Frankie, lo de los insultos al marido es algo que siempre me ha dejado muerta. Qué culpa tendrá él, si las mujeres solemos ser las que más insistimos para tener un hijo!

    Gracias, Aliena :)

    Kobal, no lo dudes, muchos mimitos y achuchones, no falla!

    Besitos a todos.

    ResponderEliminar
  29. HOla Su, paso a dejarte un saludito, veo que vas bien, besos!!

    ResponderEliminar
  30. Oye que los mimitos y achuchones aunque no se este embarazada se agradecen también eh!!

    ResponderEliminar
  31. Buf que estress me da pensar estar en esa situación.

    ResponderEliminar
  32. tu blog me ha enganchado!! no se cuantas entradas me he leido ya! te sigo te sigo te siiigo!! bsss y suerte para ese gran dia

    ResponderEliminar
  33. Hola Su! acabo de llegar a tu blog y me ha resultado muy simpático!! a ver si saco un ratito para leerte con mas detenimiento!!!

    Ah!! y espero que todo vaya fenomenal!!

    Si quieres conocerme me puedes visitar en http://creciendocondavid.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  34. Pues yo he tenido tres y no he pasado por nada de todo lo que dices.
    Ni me he encontrado gordo, ni se me han hinchado los pies, ni lloraba por cualquier cosa, ni nada.
    Espera un poco... Ah, pero, ¿es que todo esto sólo le pasaba a ellas?
    Vale, va ser por eso.
    Si necesitas algún consejo, te lo puedo dar gustoso. Ya verás como el tercero casi se te cae cuando esté maduro. Ja ja ja!

    ResponderEliminar
  35. Hola a todos. Paso solo a dar señales de vida, pero sigo "entera"! La verdad es que estoy muy vaga estos días y procuro descansar todo lo que puedo, que dentro de poco me esperan las noches en vela, no lo quiero ni pensar... Aprovecho para saludar a los nuevos, y para mandaros besos a todos, en cuanto pueda me pondré al día. Muchos besos! :)

    ResponderEliminar
  36. Bueno, Su, haces bien...estás contando los días ¿No?.
    Que todo salga perfecto y rápido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Ale!!! Yo que pensaba que ya habrías "descargado" aunque supongo que me enteraré por el FB de tu hermano cuando llegue el momento :D

    Ánimo chiquilla!! que ya te queda menos!!

    ResponderEliminar
  38. Gracias, guapas! Qué rápidas habéis sido :). Pues la verdad es que el lunes pensaba que "ya", y luego nada, y ahora vengo del hospital porque tengo muchas contracciones, pero nada de nada, parezco primeriza! Así que paciencia... En cuanto lo tenga y tenga un ordenador a mano, os pongo al día, prometido.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  39. Hala, yo también pensé que ya habías abierto la sorpresa del huevo Kinder jijiji, mucho ánimo, paciencia y que todo salga bien.
    Esperamos noticias tuyas, un besazo!

    ResponderEliminar
  40. Otra que ya pensaba que estabas a cuatro manos entre pañales!!
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  41. Jajaja, me ha hecho mucha gracia todo lo q has escrito, sobre todo xq mi hermana está embarazada y muchas cosas de las q cuentas, coinciden con cosas q dice o hace ella xDDD. Por cierto, he vuelto!! :) he cambiado el nombre al blog y le he cambiado la dirección también, pero de nuevo estoy x este mundillo... si te metes en mi blog, creo q ya te sonaré pq sueles firmarme a veces. un besito!!

    ResponderEliminar
  42. Leyendo todo esto, creo que me porte fenomenal en mis embarazos, tenía que haberme aprovechado más,(es broma). Mucha suerte.

    ResponderEliminar
  43. Mucho ánimo en estos últimos días, Su. Tú descansa y cuídate todo lo que puedas ahora.

    Un beso y que todo vaya fenomenal.

    ResponderEliminar
  44. Muchas gracias a todas, sigo entera :). Maniática, pasaré a leerte, a ver si descubro quién eres.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  45. Hola Su, yo también pensaba que ya había nacido el baby!. Bueno, espero que sigas bien, y que el parto vaya genial y rapidísimo. Besos.

    ResponderEliminar
  46. Hola Su,

    Cómo vas? Ya ha nacido el bebé?

    Bueno, sea como fuere, espero que tú estés bien y, si el bebé ha nacido, también.

    Descansa, recupératey disfruta las cosas buenas del momento.

    Besos

    ResponderEliminar
  47. Que ya ha nacido!!!

    Y es PRECIOSO!!!!

    ResponderEliminar
  48. ¡¡¡Felicidades, felididades!!!

    ResponderEliminar
  49. Yuuuuuupppppiiiiiiiiiiiii!!!!!
    Felicidades!!!!!
    Achuchones!!!!

    ResponderEliminar
  50. Enhorabuena, Su!!

    Espero que los dos estéis bien y que disfrutes mucho esta nueva etapa.

    Besos

    ResponderEliminar
  51. Descla por esos mundos.19 de marzo de 2011, 19:35

    ¡Aleluya, aleluya!
    Jajajaja.

    Un besazo para cuando me leas, Su, y otro para el niño.

    ResponderEliminar
  52. Enhorabuena!!!!!!!!!

    Disfruta este momento lo mas que puedas, es lo mejor que hay.

    Besos y besitos!!!!

    ResponderEliminar
  53. ENHORABUENA Su!!!!! dale un beso muy grande al bbé de mi parte :) espero que esteis los 3 genial, comunícate en cuanto puedas con nosotros que queremos saber de ti!!!

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  54. ENHORABUENA, a los tres, ahora que crezca (y no de mucha guerra).

    Saludos. Juanjo

    ResponderEliminar
  55. ¿Ya? Pensaba que faltaba todavía un poco...

    Muuuuuuuchos besos para todos y cuando estés tranquila y tengas tiempo, ya sabes, queremos detalles.

    ResponderEliminar
  56. En fin dado que parece que ya se produjo el feliz alumbramiento, me sumo a las felicitaciones de corazón, y esperare como todos a que Su se manifieste de nuevo. Pero yo creo que sus prioridades están claras y que su nueva criatura le tendrá bastante ocupada por el momento. No tengo prisa, pues....

    ResponderEliminar
  57. Enhorabuena, Su.
    Me alegro un montón por los tres. Quedas oficialmente bienvenida al Lado Oscuro de la maternidad.
    Pues, eso, ya nos irás contando tus y sus evoluciones. De momento, cuídate y sobre todo, que te cuiden. Ah, y que no me entere yo que no lo hacen.

    ResponderEliminar
  58. Si es lo que parece23 de marzo de 2011, 7:54

    FELICIDADES!!!! y enhorabuena de corazón. Espero que "el momento" fuera rapidito y que ahora esteis todos en casa disfrutando a tope de la nueva compañia ;)

    Un abrazo y un beso enormes para mami Su

    ResponderEliminar
  59. He vuelto! Me imaginaba que Eva habría dicho algo (gracias, Eva :D). Me ha encantado leer vuestras felicitaciones, de verdad.
    A ver si dentro de unos días escribo algo sobre la experiencia, aunque no sé por donde empezar. El caso es que fue todo muy bien, aunque el "momento" fue más largo que un día sin pan. Estuve 9 horas con la oxitocina y acabé en cesárea porque el niño venía "de cara". Y menos mal, porque resultó que había dado tantas vueltas que tenía un "nudo verdadero" en el cordón (no alrededor del cuello, sino en el propio cordón), así que de no haber sido cesárea podría haber tenido problemas graves por quedarse sin oxígeno. En fin, no pasó nada y estamos en casa.

    Y qué voy a decir, nos tiene locos. Ha salido con cara de chino, gordito, y se porta muy bien. En cuanto me recupere y me organice, volveré, prometido. Muchas gracias a todos, y muchos besos.

    ResponderEliminar
  60. Que bien, Su. Come, duerme y te vuelve loca. No se puede pedir más.
    Felicidades!!!

    ResponderEliminar
  61. Muchos muchos muchos besos!!! Para ti y para la family! jo, que alegría!!!

    Me pasaba ya pa ver donde te habías metido! que se nota mucho eso de estar casi un mes sin tu presencia!

    Disfruta, descansa y dale un apretujao al bebotón!!! bueno, y al responsable hermano mayor, jijiji.

    ResponderEliminar
  62. Hola Sue, que bonito tu "rincón", me ha gustado mucho el post del embarazo, me sentí muy identificada con el, yo tengo una bebita de 5 meses pero al leerte es como recordar mi embarazo de nuevo. Mi parto también fue de 9h con oxitocina y finalmente cesarea por lo mismo, venia de cara, quisieron darle la vuelta pero se quedo de lado.
    Felicidades por la nueva vida! ^^

    ResponderEliminar
  63. Sigo viva, aunque no salgo de los pañales y la teta, madre mía! ya no me acordaba de lo que era esto, pero estoy encantada, no me quejo. A ver si la semana que viene escribo algo y empiezo a visitaros. Besos!

    ResponderEliminar
  64. El otro día vi una foto de tu churumbel en el FB de tu hermano y está ENORME!!!

    ResponderEliminar
  65. Disfruta, Su.
    Un placer leerte y saber que todo va sobre ruedas.
    Besos a ambos.

    ResponderEliminar
  66. aaaaaaaaayyyyy que se remueve el instinto leyéndote!!!!
    Disfrútalo guapetísima!!!
    Achuchones a todos, los cuatro, ea!

    ResponderEliminar
  67. Ánimo, Su!! Tú puedes con eso y con más!! Además, estoy segura que cuando tu peque se queda dormido en tus brazos después de la teta, te compensa todo, a que sí?

    Besos

    ResponderEliminar
  68. ¡Enhorabuena Su!. Ahora a disfrutarlo, que ya sabes que se pasa volando.

    ResponderEliminar
  69. jajajajajaja como me rei con este post! la verdad es que estoy a punto de cumplir 5 meses de embarazo, y me pasan muchas de las cosas que escribes aqui, pero al leer esto, me sirve para relajarme mucho frente a esta situacion y quizas disfrutar mucho mas mi primer embarazo.. aunque extrañamente siempre me siento asustada de todo...

    lo bueno de todo esto, es que me doy cuenta que tengo un hombre 10 a mi lado, es cariñoso, paciente y hace de todo para complacerme a mi y a mi enanito!

    muchas gracias por el post y por hacerme reir tanto..

    besotes desde chile! :)

    ResponderEliminar
  70. Vainilla, cuida a ese hombre 10 porque te ayudará mucho con el bebé, seguro. Me alegro de que te haya servido, y ya verás qué rápido pasa.

    Besos a ti y las demás que me daban ánimos y no pude ni contestarles, ahora empiezo a ver la luz!!!

    ResponderEliminar
  71. Llego tarde, pero todas esas vivencias me hicieron escribir un blog pero desde el punto se vista del hombre, y es que nosotros tambien sufrimos lo nuestro. Gran post el tuyo. Te dejo mi blog por si quieres/quereis echarle un vistazo!!!
    http://socorrohombreembarazado.blogspot.com.es

    Besos y abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Vicente. Bienvenido a la aventura de ser padre embarazado. la verdad es que tiene que ser complicado verlo desde el otro lado. ya sabes, en caso de emergencia, ¡dale vino! :)
      Besos y suerte.

      Eliminar