20 de febrero de 2010

Los Comodines: cómo manejarlos


Ya que estamos con los rollitos de “entrar o no entrar”, vamos a saltarnos unos cuantos pasos. Supongamos que llevamos en La Noche bastante tiempo (años…), y empezamos a entender las señales, los códigos, las reglas, tenemos un vocabulario habitual, … vamos, que nos ha pasado casi de todo. En algunos momentos en la vida del soltero, puede que aparezcan los COMODINES, es decir amigos o amigas con quien tener únicamente sexo sin compromiso, e incluso los más afortunados tendrán varios a la vez. Tras unos años de investigación, y aun siendo el tema realmente complejo, he sacado mis propias conclusiones. Espero que os resulten útiles en la lucha por la supervivencia solteril. Vamos allá…

En primer lugar, hay que distinguir entre comodines para hombres y para mujeres, ya que el apetito sexual de ambos tipos no suele ser el mismo en general. Con lo cual el número óptimo de comodines en activo varía según los casos.

- ELLOS: La Chorba-Agenda de un hombre suele contener números de teléfono del Pleistoceno, por lo menos. De 40 comodines totales puede que tengas 4 o 5 en activo (eso los muy afortunados, que son pocos. A la mayoría esto les sonará a ciencia ficción). Esas mujeres comodín se convierten en el Parque Móvil del sujeto en cuestión, que de esta manera tiene casi asegurado el polvo de mantenimiento, y quién sabe si hasta dos polvos el mismo día con dos comodines diferentes. Te cagas!!

Bueno, hay que decir que siempre están los verdaderos profesionales que actualizan la chorba-agenda periódicamente, lo que incluye la eliminación de los ejemplares no válidos y la incorporación de nuevas adquisiciones, y esto supone un verdadero curro. Perfectamente puede requerir de 2 a 3 horas diarias entre mensajes, correos, llamadas, etc, dependiendo del trato otorgado a la comodina. Hay que tener en cuenta que suele haber una “favorita”, como en los harenes. Esa requiere más atención que las demás, pero no hay que olvidar a las otras, porque cuando falla el plan A, hay que recurrir al B, o al C, … Mantener a una comodina en activo es relativamente fácil, basta con mantener la llama de la esperanza, que ella crea que algún día puede convertirse en tu chica… (las mujeres somos así de ingenuas, pensamos que “cambiará”! Todavía no nos hemos enterado de que si no se queda “pillao” desde el primer día, ya no hay nada que hacer!!!).


- ELLAS: La Choto-Agenda de una mujer suele estar más actualizada, ya que se van eliminando los ejemplares inservibles (boda, noviazgo, deterioro físico, gilipollez manifiesta, etc.), con lo que la choto-agenda puede verse reducida a 4 o 5 ejemplares probables, pero no seguros. Realmente no es práctico ni manejable tener más de dos comodines en activo, ya que en época de celo se te puede acumular la faena. IMPRESCINDIBLE: Nunca digas nombres en la cama!!! No sea que a Manolito lo llames Pepito.... Son comodines, pero tienen su orgullo y no deben saber que tienes repuesto. La información que no es imprescindible no hay por qué darla (Como dice mi psicóloga, hay que aprender a jugar al póker. Aunque lo cierto es que no me lo dijo en este contexto, pero se puede aplicar).

Lo normal en una mujer es que tenga un comodín favorito al que empieza a ver regularmente para el polvo de mantenimiento. En ese caso.... PELIGRO MÁXIMO!!! Como el tío no quiera nada más (que suele ser lo habitual), utiliza algún neutralizador de vez en cuando, y si no es suficiente, deja de verle. No hay que olvidar que hay más hombres que peces en el mar, se va uno y llega otro.

Pero... ¿qué hacen los tíos con las comodinas? Pueden darse dos casos:

- Follan sin más con cualquiera de la chorba-agenda, al fin y al cabo para ellos solo es sexo, así que da igual. Lo importante es que la tía se lo monte más o menos bien. Eso sí, les jode mucho que alguna se dé de baja voluntariamente.

- Acaban teniendo una favorita entre el Parque Móvil y como en el fondo tienen su corazoncito, se empiezan a enganchar. Entonces su cerebro (el de arriba...) les dice que ni de coña. En ese caso puede que te dejen sin más, "para que no te enganches porque no te quieren hacer sufrir", o puede que empiecen con el rollito de la confusión: "Estoy confundido, esto va más deprisa de lo que pensaba, esto no es lo que dijimos al principio, nos vemos demasiado, no me voy a casar nunca, no pienso tener hijos, etc, etc, etc". En ese caso lo más prudente es decirle: "Vale, lo capto. No hace falta que nos veamos más". Y te largas antes de que te duela más. Lo malo es que para ser capaz de hacer eso tienen que haberte jodido con ese rollito varias veces, la vida es así.... Y lo más curioso es que muchas veces tú no has dicho ni "mu", ellos solitos son los que se confunden. Si ya lo decía Dinio, "la noche me confunde...".

Comentario masculino ante este estudio de los comodines de ambos sexos: "¿Por qué hay que eliminar a los gilipollas, si con un comodín no tienes que hablar....?". En fin, digo yo que entre polvo y polvo, si no fumas, algo habrá que hacer, no?!!

CÓMO SABER SI UN COMODÍN SE ESTÁ ENGANCHANDO: Si es del tipo macho-man que ni por asomo te dice un piropo y más o menos folla sin más, todo en plan muy aséptico y guardando las distancias, aunque sea simpático y todo eso, puede que un día empiece a presentar síntomas de este estilo:

- De repente se da cuenta de que hueles bien (y por supuesto tú no has cambiado de colonia en años).
- Se vuelve sobón y besucón, cuando antes se limitaba a tenerte abrazada después del acto como si fueras una chaqueta o algo así (altamente sospechoso).
- Te quiere presentar a sus amigos.
- Te empieza a mirar raro y te dice que está muy a gusto contigo (peligro, peligro...).
- Te llama de vez en cuando solo para hablar (¡¡¡¡¡!!!!!. Sin comentarios).
- Te cuenta que le hablado de ti a su madre (¡horror!).
- Se siente mal cuando está con otra del Parque Móvil.

Ante este tipo de señales inequívocas de que quiere algo más, si tú solo quieres utilizarlo ve pensando en dejar de verle, ya que jamás confesará ante una pregunta directa tuya del estilo “Oye, a ti qué te pasa? No será que quieres algo más?”. Si eres tú la que quiere algo más... ¡OJITO! su cerebro inferior tal vez pueda más que el superior, y tras hacerte ilusiones te puedes caer con todo el equipo.

El problema es más grave cuando se trata de un comodín que desde el principio se comporta de forma cariñosa y no le importa mostrarse en público contigo. Ahí el tema no está tan claro y puede generarse una gran confusión, incluso llegar al caso en el que los dos quieran algo más y sean tan pavos de no atreverse a decirlo por si el otro sale corriendo. En ese caso no tengo solución, el desenlace es imprevisible, pero se me ocurre alguna sugerencia:

- Opción A: propones un viaje (no hace falta que sea a París, pero es un buen sitio…). Si la cosa se presenta favorable, o sea, se le ve relajado y sonriente, le sueltas a bocajarro que le quieres, por ejemplo… (tampoco hay que pasarse, lo de tener un hijo suyo lo puedes dejar para más tarde). Si se queda mudo, literalmente, haces como que “aquí no ha pasado nada”, y sigues a tu rollo. Podrás atacar más adelante, suponiendo que el tío no cambie de ciudad después del viaje. Si balbucea algo más o menos comprensible, es que vas bien, no desesperes… Y como te diga “yo también”, es que está coladito!!!

- Opción B: Si eres del tipo conservadora y poco impulsiva, y no te atreves a proponer algo tan directo, puedes probar con la modalidad “relación-con-fidelidad-pero-sin-compromiso”, que explico a continuación.

“RELACIÓN-CON-FIDELIDAD-PERO-SIN-COMPROMISO”: Este tipo de relación, por llamarlo de alguna manera, es el que se da entre dos personas que, por alguna razón, están indecisas. Normalmente “no es el momento” (frase también muy socorrida, y a veces totalmente cierta), pero hay suficiente buen rollo y pocas ganas de entrar en el juego de los comodines. Si el individuo/ua en cuestión te apaña, ¿para qué lo vas a compartir con otras/os? Pero llegados a este punto, sabes, o deberías saber, que siendo un comodín estándar no te va a ser fiel. En este caso se llega a un “pacto de no agresión”: la fidelidad. Y todos contentos… Hay polvo de mantenimiento, buen rollito, cierta complicidad, alguna cenita, … pero sin compromiso. Es algo así como el limbo de las relaciones. Tiene un problema: pasado el tiempo puede convertirse en el purgatorio de las relaciones. Porque, ¿hacia donde vas…? ¿Al cielo? ¿Al infierno? ¿Te conviertes en pareja? ¿Dejas el sexo para volver a ser solo amigos? Jodido, jodido… pueden crearse situaciones conflictivas, ya que este tipo de relación no puede mantenerse de forma indefinida. Aunque tengo algún caso documentado en el que una relación así dura 5 años: para él es el paraíso, y para ella el purgatorio. Mi opinión personal es que un tío puede estar así años… una tía sólo cinco o seis meses…

Después de todo este rollo que os he soltado, aquí dejo una de mis muchas canciones favoritas oídas en "la Noche".
 

67 comentarios:

  1. Hmmm... Hay que ver, lo que podeis llegar a pensar XD.

    No se, lo veo todo muy....esquematico, pensado, planeado, estructurado. Las relaciones serias surgen de muchos sitios, y por que no, tambien pueden salir de un rollito como el que describes. Pero para que pensar tanto? Soy de la opinion de que lo que tenga que pasar, pasara...no hay que forzar la situacion, ni aplicar una guia. Ojo, para mal o para bien, no estoy hablando del mundo perfecto. O sea, que si tu estas a gusto con un tio de tu choto agenda, y te estas quedando pillada...pues no pasa nada...joer, se lo dices. Normalmente con la respuesta que se te de todo quedara mas que claro, cristalino. Y si es el el que se esta quedando pillado y lo notas.... pues diselo, no te vayas con otro a las primeras de cambio. Lo mismo se hace a la idea y se conforma con sexo esporadico, que es lo que quieres....o no, y se va, y te puedes ir con el que te de lo que quieres. Siempre sales ganando, con la verdad por delante! (eso no me lo creo ni yo XD, pero es ciertto que se ahorran problemas, para ti, o para el otro).ç
    En fin, que me enrollo. Igual que un rio fluye, la relacion madura. Creo que dejarla madurar por si misma es lo mejor que se puede hacer, ya termine podrida... o en el mar.

    Un saludete!

    ResponderEliminar
  2. Hola, KaO! Menos mal que has aclarado que no te lo crees ni tú, ya estaba yo pensando "no puede ser, este chico, con el mundo que parece que tiene, que piense que a un hombre estándar se le pueden decir esas cosas sin que le entren sudores fríos en la mayoría de los casos" ;)

    La verdad verdadera (para mí, claro...): lo suyo sería dejar que las cosas pasen como tengan que pasar, digo yo... Pero la realidad es que nos complicamos mucho la vida con tanto miedo a los sentimientos y al compromiso.

    Gracias por tu comentario! :D

    ResponderEliminar
  3. Oh sabia Su qué grande eres! Después de año de experiencia con la Choto-Agenda estoy completamente de acuerdo con tu post, lo mejor es no engancharse ya que lo habitual no es que te retire del mercado un comodín...

    ResponderEliminar
  4. Hola Su!! Me ha encantado la entrada :)
    Y sobre todo la frase: "para que no te enganches porque no te quieren hacer sufrir"
    Ellos se enganchan, pero te ponen a ti de excusa, es genial.
    Pero te has dejado los que no te dan ni esa excusa, simplemente no aparecen más o no vuelven a contestar al móvil y tú no habías dicho ni "esta boca es mía"!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Bueno, pues aquí poco puedo opinar porque ni he tenido follamigos (Su, modernízate, que creo que ahora se llaman así) ni tengo choto-agenda, un inciso, toda la vida yo había pensado que "choto" era sinónimo de "chocho" veo que he vivido en la inopia toda la vida!!

    De la misma manera que diría que nunca he estado en ninguna Chorba-Agenda...

    Me siento como si fuera de otro planeta Su :(

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Lo siento Su, aquí me pillas, nunca he sido comodín, ni he tenido chorba-agenda ni he usado comodines (¡¡que más hubiera querido!!). La verdad, siempre he tenido bastantes problemas para hacer convivir amistad y sexo, y como era mucho de hacer amigas, pues de follar ni hablaba con ellas, y cuando había sexo, o era esporádico (fruto de una noche de borrachera y fiesta), o era en serio porque conseguía algo de alguna tía que me gustaba, así que en este tema no puedo ayudar mucho, aunque parece interesante y lo seguiré de cerca.

    Por cierto, la canción me suena, pero le han cambiado la letra ¿no? ;)

    ResponderEliminar
  8. Puf, yo nunca he tenido nada de eso ni he estado en la agenda de nadie. Pero vamos, lo que cuentas es un poco tópico, ¿no? O será que yo nunca he respondido al perfil de tío "al uso". xD

    ResponderEliminar
  9. Vaya yo debo ser raro.Nunca tuve un comodin de esos. Tampoco lo busque la verdad sea dicha.


    Me gusto el post.

    ResponderEliminar
  10. Lo primero, hola a todos! Voy a responder en mensajes diferentes a cada uno porque si no, me lío!

    Ellette, nunca me habían llamado sabia, jaja! Me siento las chamanas de las tribus, esas que son tan mayores y saben mucho, jaja! Nada más lejos de la realidad, pero muchas gracias ;)

    Ahora en serio: Mi experiencia con la choto-agenda duró unos dos años, más o menos (tampoco tenía una colección de comodines, no vayáis a pensar, pero alguno sí que había). Yo me lo tomo a risa, porque verdaderamente hay veces en las que te cortarías las venas. Pocas cosas hay más deseserantes que un comodín indeciso y confundido! Buf! Puede llegar a ser agotador y desquiciante. Por eso mi conclusión fue al cabo de un tiempo que "el que quiera algo más, que lo diga clarito", y si no, pues nada, yo a lo mío.

    Porque tienes toda la razón del mundo: un comodín no te retira nunca.

    ResponderEliminar
  11. Hola, Eva! Sí, lo de follamigo lo he oido, ya sabes que soy una fan de Sexo en NY y ahí fue donde lo oí por primera vez, y ahora lo leo por los blogs. Pero... ¿¿qué palabra más fea, no??

    Yo he usado siempre comodín, me la enseñó mi hermano con su sabiduría de soltero empedernido. De hecho, lo de chorba-agenda también es suyo, yo hice después la adaptación a choto-agenda (bueno, a lo mejor existe esa palabra por ahí, pero la pensé solita en su momento...). Y chocho-agenda sería la de las comodinas, jaja! También vale, la verdad... :D Lo del choto creo que es la cría de la cabra, pero no me hagas mucho caso. A mí me suena a "tío".

    Y como si viviera en otro planeta me sentí yo cuando me separé y un amigo me habló del Parque Móvil como la forma de follar mucho (lo dijo tal cual...). Yo alucinaba, y un año más tarde fue cuando me enteré de como funcionaba eso. Las reglas las he deducido yo luego, me habría venido de maravilla que alguien las hubiera escrito antes y me las hubiera pasado, me habría ahorrado muchos disgustos ;)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. ¡¡¡Ufff!!!, menos mal, os juro que cuando he escrito mi comentario Su solo había publicado el de KaO y su respuesta, y pensaba que iba a ser el único "pringadillo" que dijera que no sabía nada de comodines. No es que me sintiera mañ por ello, pero reconforta no sentirse de otro plantea como dice Eva.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Españoleto! Vaya parrafada! Jaja! Me ha gustado mucho, eh, que conste! :D

    A ver... aquí debería comentar un hombre en mi lugar, así que haré lo que pueda y trataré de pensar como un tío (cosa imposible, así me va a quedar...). El manejo que los hombres hacen de las comodinas no es el mismo que hacen las mujeres de sus comodines.

    Me explico: una comodina no sabe normalmente que es comodina, vive engañada creyendo que el tío únicamente se acuesta con ella, y simplemente no se decide a dar un paso más. Cree que no hay otras mujeres. De ahí lo difícil de mantener a varias en activo, no puedes cometer errores que te delaten.

    Un comodín hombre ha tenido normalmente la opción de ser algo más, pero la ha rechazado, ahí está la diferencia! Por lo tanto, le importa poco que tengas a otros, no te pide nada más . Solo un polvo de vez en cuando y pasar una tarde agradable de charreta.

    Esas mujeres que te persiguen de una en una, podrían perseguirte a pares, pero sin saber la existencia de la rival, y entonces serían comodinas, porque por lo que dices, nunca has querido nada con ninguna. Ya tendrías dos en la chorba-agenda!

    Y claro que me puedo creer que nunca hayas querido a ninguna, por qué no? Eso sí, nunca digas de este agua no beberé ;)

    ResponderEliminar
  14. Hola, RP! Entiendo tus problemas para combinar amistad y sexo, de hecho creo que es una mala combinación. Al final es fácil que falle algo, aunque todo puede volver a quedar sólo en amistad. Cuando no tienes pareja, la alternativa de los comodines es un buen sucedáneo ;)

    Y sí, la letra de la canción está cambiada, jaja! Puedes poner la letra auténtica de la noche alicantina, jeje, la publicaré sin censura, aunque no sea políticamente correcta.

    ResponderEliminar
  15. Bienvenido, X! Pues no, no... no es tópico, te lo aseguro... Es un poco triste si lo piensas bien, o al menos a mí me lo parece. Siempre he preferido las relaciones tradicionales, pero en determinadas circunstancias puedes verte metido en algo así. No es algo que se busque, al menos yo no lo he buscado nunca, simplemente ocurre, y tú decides seguir o no con el juego. Pero sí que sé de muchos hombres que buscan ese tipo de relaciones con varias comodinas a la vez. Mujeres no conozco ninguna que lo haga adrede, simplemente se les juntan dos o tres, a lo mejor, o van y vuelven en el tiempo.

    En fin, un lío! para qué nos vamos a engañar :)

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Kobal! No te pierdes nada, te lo aseguro. Las mujeres, mejor de una en una.

    Si es difícil aguantar a dos, imagínate a tres! La muerte negra! :D

    ResponderEliminar
  17. JAJA! RP, si lo que yo creo es que lo de tener comodines es lo que te hace sentir como de otro planeta. Te lo digo con el corazón en la mano, eh! Como experiencia, pues vale... pero yo lo pienso y me dan escalofríos! Si ahora tuviera que volver a la selva de los solteros, no creo que entrara en eso de nuevo, qué pereza! y qué estrés! buf!

    La consecuencia sería que no me comería un torrao, pero bueno, estoy ya mayor para llevar choto-agendas, jaja!

    ResponderEliminar
  18. Hola Su, te has adelantado a algo que iba a decir...no conozco a ninguna mujer que acepte ser comodín, y solo comodín, siendo consciente de eso....si repite una vez a la semana (o cuando le toque, dos, tres....) es que piensa que solo está ella, sino hubiera sido un polvo de una noche y adiós!! me uno al grupo de los "indocumentados" que no hemos tenido ese tipo de agendas..

    ResponderEliminar
  19. Hola, Anónimo. La verdad es que es un tema complicado y con muchos matices, iré aclarando lo que pueda ;)

    Gracias por dejar tu comentario. He habilitado los comentarios anónimos porque muchos amigos que no tienen identificador me lo han pedido, así es más fácil comentar, pero si ponéis un nombre después de comentar, mejor, aunque sea ficticio, así os puedo llamar de alguna manera que no sea "anónimo" ;)

    ResponderEliminar
  20. Lorena, se me había escapado tu comentario!!!

    Es verdad, se me ha olvidado nombrar a los que "pegan la espantá", jaja. Yo tuve uno de esos: un día, después de haber quedado bastantes veces (como 20), se despidió de mí diciendo "te llamo", y 3 o 4 semanas después le tuve que preguntar si le pasaba algo, que algunos desaparecen y te crees que se han muerto o algo parecido.

    El desenlace fue este: me dejó claro que no quería novias (yo nunca había hablado de eso, pero bueno), que no tenía amigas, solo amigos, ni quería tenerlas. Con las mujeres solo sexo. Ni cervezas, ni cine, ni cenas, ni ná! Vale... Aclarado este punto seguimos viéndonos, pero solo hablábamos en horizontal. En vertical, ya fuera de pie o sentados, casi nunca, lo justo para decirle adiós en la puerta de casa.

    El caso es que luego hemos seguido siendo amigos/conocidos sin más. Si se dejan las cosas claras, algo así se puede perdonar. Al fin y al cabo, lo tomas o lo dejas, nadie te obliga, pero conviene decirlo antes, y sobre todo decirlo, no salir corriendo!!! Que no mordemos...

    ResponderEliminar
  21. A mí me contaron un caso de comodín femenina, que por lo visto lo sabía, pero la mujer estaba tan perdidamente enamorada de su chico que lo llevaba con resignación.
    Lo esperaba todos los sábados por la noche (más bien domingos por la madrugada) en la puerta de sus apartamentos, y si el tío no tenía otro plan y le apetecía, la ponía mirando al mar.
    Veo entre tus comodines algunos ochos, nueves, y otras cartas que no ligan.

    ResponderEliminar
  22. Hola, Juanjo. Uf! Qué duro lo de esa chica! La realidad suele superar a la ficción, luego vemos esa cosas en las películs y decimos "venga ya..." :)

    ResponderEliminar
  23. Querida Su, me has pillado. He de reconocer que yo sí tuve folloamigo (que por cierto tiene razón Eva, se les llama así, es que no veías Sexo en NY???). Lo genial es cuando los dos estáis en la misma onda, eso es la leche, de hecho mucho mejor que cualquier relación, cuando no buscas algo estable claro. Pero el problema es que los chicos como tú dices, se lían y luego no saben lo que hay, y quieren más pero no lo reconocen, en fin un caos.
    Lo has descrito muy bien, me ha gustado ;-)
    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Hola, Ana! Me alegro de que te haya gustado :)

    Lo del comodín está bien un tiempo, y a veces es una buena opción, sobre todo la última que explico, el comodín con fidelidad, pero yo creo que al final uno de los dos se lía seguro, "el roce hace el cariño" y no somos animalitos. Y muchas veces se lían ellos, pero creo que las mujeres tenemos más peligro, no sé...

    Pero vamos a ver..... ¡¿Es que solo las mujeres hemos tenido comodines?! ¿O es que solo me leen hombres monógamos? :P

    ResponderEliminar
  25. Y luego los que solo pensamos en seco somos nosotros, ya ves... :D

    ResponderEliminar
  26. Ya ves, RP, otro mito que habría que desmentir, eso de que a las mujeres no nos gusta el sexo... :P

    ResponderEliminar
  27. Yo no he dicho que no os guste, he dicho que los que tenemos fama de no pensar en otra cosa más que en eso, somos nosotros.

    ResponderEliminar
  28. Vale, lo he entendido mal. Entonces son dos mitos a desmentir:

    1) A las mujeres no nos gusta el sexo (muchos lo piensan todavía).

    2) Solo los hombres piensan en sexo (piensan más a menudo, eso sí, pero nosotras también pensamos)

    ResponderEliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  30. Su... Es que me parece que la única que ha tenido comodines eres tu...

    Respecto a que los hombres piensan más a menuda en sexo que nosotras, eso no lo tengo muy claro, yo creo que las mujeres pensamos más, lo que pasa que es muy poco "femenino" reconocerlo, volvemos a los roles, las mujeres parece que tenemos que ser asexuadas...

    ResponderEliminar
  31. ¿Cómo que bienvenido? Si ya llevo un par de semanas por aquí. xD

    No digo que no fuera cierto, si lo peor de los tópicos es que lo son por algo. Claro que poder disponer de tres o cuatro tías con la seguridad de que si las llamas follarás ese día es una especie de paraíso, pero de veras que no he conocido a nadie (y he conocido a muchos tíobuenos) que operase de ese modo. Que haberlos los habrá, pero el que más y el que menos, influidos por Hollywood o no, tiene en mente encontrar a una que le haga no necesitar a ninguna otra. Que sí, somos muy diferentes, pero en estas cosas no lo somos tanto... :-)

    ResponderEliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. Uy, qué estrés! Son las 11:15 y todavía no he cenado! Voy del blog de Eva al mío, y del mío al de Eva :P

    Españoleto, ya será menos, pensarás en algo más que en sexo, digo yo!

    Querida Eva, no no no! Menos mal que Ellette y Ana han confesado públicamente, y Lorena no tanto, pero casi ;) Lo que no sé es si volvería a tenerlos, estoy mayor, me daría pereza, buf!

    Hola X! Bienvenido de nuevo! ... a esta nueva entrada, me refería :D
    Has planteado algo interesante: que casi todos buscamos una pareja. Yo creo que sí, pero me he encontrado a muchos hombres con miedo al compromiso, y de verdad que no lo entiendo. A lo mejor alguien me ilumina ;)

    ¡Me voy a cenar!

    ResponderEliminar
  34. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  35. Es la historia de Adan y Eva....lo de no quiero que sufras es buenisimo. Pero a mi la frase que mas me gusta en la de "no se lo que quiero" y la de " no quiero que una tia me corte las alas" es de las que más he oido.Ni con ellos no sin ellos!

    ResponderEliminar
  36. Me alegra verte por aquí, L :)

    A mí lo de "no sé lo que quiero" no me lo han dicho nunca, pero a otras amigas, sí. Y lo de las alas... en fin, es un clásico con muchas versiones. Yo lo que he visto es bastante miedo al compromiso, y creo que eso hace que dejes pasar muchos trenes. Yo soy de las que piensa que te arrepientes de lo que no has hecho, no de lo que has hecho. Creo que más vale dejar que las cosas vayan solas, y si luego no era lo que buscabas, pues tan amigos.

    La verdad es que es complicado, ya ves cuánto escribimos sobre el tema! :)

    ResponderEliminar
  37. Lo tienes todo bien estudiado eh! Deberías dar clases jejeje

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Hola, Jauroles! La verdad es que ahora me dedico a aconsejar a las amigas que van entrando en el segundo mercado después de separarse, y me miran con ojos como platos! Yo creo que no se lo creen... ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Hola a todos de nuevo! Su, te veo defendiendo tu post como una tesis doctoral XD. Yo será por cómo lo he vivido que lo veo todo realmente sencillo. Estuve en total unos dos años con el sistema follamigo y podía llevar 2 ó 3, según la disposición. Los iba cambiando conforme me iba cansando o iba reencontrando a otros por "la noche". Por supuesto que sabía que yo también era comodín y que había otras. Nunca me enganché sinceramente, y se engancharon tan sólo una vez conmigo, y lo agradezco, porque se pasa un mal rato cuando pasa.
    Aún así, si como ya se ha dicho por aquí, se dejan las cosas claras, puede ser una buena forma de vivir la soltería (eso sí, con precauciones, e?)
    Besos a tod@s!

    ResponderEliminar
  40. Hola, Ellette! Buf! No veas el trabajo que tuve ayer, "agotaor"! :D
    No... no me quejo, está muy bien que haya debate. Menos mal que pasan por aquí mujeres que confirman lo que cuento, todavía no ha pasado ninguno que cuente que ha tenido comodinas, y digo yo que habrá más hombres que mujeres. Yo al menos conozco a más de uno.

    Y es verdad que si se dejan ls cosas claras no tiene que pasar nada malo, aún así algo de enganche y de confusión es fácil que se genere, aunque no llegue a ser un drama. No es mala forma de vivir la soltería. Yo desde luego prefiero tener pareja, pero cuando no hay pan...

    Besos!

    ResponderEliminar
  41. Creo que la noche nos confunde. Una entrada muy interesante tengo que comprarme una chorba agenda.
    He tenido una relación de esas de fidelidad pero sin compromiso, al final no tuvimos tampoco fidelidad y no nos quedó nada.

    ResponderEliminar
  42. Hola, Urquijo. Yo también tuve una de esas de fidelidad sin compromiso, y quedó una muy buena amistad, pero si uno de los dos hubiera roto el pacto, no sé si habría quedado mucho. Desde luego, no sería lo mismo, eso seguro.

    Y sí, la noche nos confunde, a todos, estoy de acuerdo. :P

    ResponderEliminar
  43. En la corte de la Francia Versallesca y en la de los demás países por imitación había también esa clase de "comodines". Para hombre y mujer.

    Confieso que alguna vez he tirado de agenda para llamar a una comodín. Pero siempre eran mujeres que sólo buscaban lo mismo que yo: pasar un "ratico calentico" ;)

    ResponderEliminar
  44. Hola, me llamo Ricardo y he tenido chorbagenda (Hola Ricardo!!!!!).

    En fin, soy de este planeta (el de los comodines que no "entran") y que sí he tenido chorbagenda.

    Respeto a los que por decisión propia o por desinterés ajeno no la ha tenido, pero no ha sido mi caso. Y sí, si la agenda está actualizada y tiene varias entradas es complicado adecuarlas si unas saben de otras, por lo que la sinceridad solo funciona cuando te relacionas con mujeres con choto-agenda (ojo, Su, aquellas que no dan oportunidad al tío, eh?, que también las hay y aunque en este foro nadie piensa mal de nadie, por si acaso he de decir que eso no las convierte en guarras). Y eso es así.

    En caso contrario, si las personas que conoces están en otro punto (ni más ni menos normal, sino en otro punto distinto) y, sabiendo que, como bien dice Su, piensan que sólo estás con ellas y aún así decides que quieres seguir siendo un cabrón con ellas, entonces es mejor organizarse bien y no cometer errores.

    Y es posible no cometerlos y mantener ese tipo de historia sabiendo que el límite lo pones tú mismo y por supuesto las mujeres que, aunque engañadas, tontas no son. Pero una cosa está clara: es una movida que tiene poco recorrido. ¿Porqué? Es obvio:

    •Porque si es complicado tener una relación basada en la mentira, imagínate varias.

    •Porque una relación con una persona es algo muy vivo, que evoluciona y que tiene saltos de calidad a medida que la vas conociendo (aunque solo fuera follar, la intimidad da para mucho y, salvo que se haya acordado por ambas partes, es muy difícil sólo follar y ya está. Los momentos de intimidad son eso, momentos de intimidad y compartes más cosas que un simple polvo).

    •Porque a veces conoces a una persona que te hace sentir que no necesitas esa agenda y la cierras de golpe. Como una especie de paréntesis que sabes cuando abres pero que no piensas cuando cierras. De hecho, no lo quieres cerrar.

    Dicho así en corto, puedo parecer frío, pero realmente lo que parezco es distante de una cuestión que en tiempos me hacía gracia, muy morbosa y que me tenía en una especie de limbo; y que por supuesto, a veces me hacía sentir muy machote, pero que, la verdad, termina por no llenarte.

    En este momento es cuando todos los tíos del foro que no han pasado por (o confesado) esa experiencia os alzáis a una y decís “venga tío, menos lobos, que te quiten lo bailao”, “Polvo que no echas, polvo que no recuperas” y todo eso.

    Pues claro, “lo que va davant, va davant” y no es cosa de arrepentirse de las decisiones que uno toma. Lo que uno hace, lo hace porque quiere, esté bien o mal, y no es mi intención usar este foro, mas bien distendido, para hacer terapia, ni de coña. Ya me he pasado cuentas a mí mismo en su momento. Simplemente, igual a alguien le interesaba saber cómo es la experiencia y tomar nota (o no). A lo mejor mientras escribo este tocho al mejor estilo Ratón Pérez (me gusta como escribes, ratón), alguno se ha salido del armario y ha contado su historia.

    Pero por si acaso, bueno, pues ahí queda. Salu2

    ResponderEliminar
  45. Menos mal que ya van apareciendo hombres que confiesan tener chorba-agenda, estaba yo preocupada... ;)

    Miguel, o conocía yo eso de los comodines hombres en la corte de Versalles, si va a resultar que estaba todo inventado, como siempre! :)

    Ricardo, estoy totalmente de acuerdo contigo en que es una experiencia que no llena. Después de "lo bailao" creo que es mejor tener a los hombres de uno en uno, duren lo que duren. Aunque es cierto que en determinadas circunstancias, es una buena fórmula, probablemente sea le mal menor muchas veces. Al menos, como dice Miguel, estás un "rato calentico".

    Un abrazo a los dos!

    ResponderEliminar
  46. Gracias Ricardo, es bueno saber que a pesar de mi "incontinencia tecleril", hay quien soporta la lectura de mis "manifiestos" y encima le gusta. La verdad, y se lo dije a Su un día en privado al principio de esto, yo soy muy peligroso con un teclado delante y en mi trabajo "temen" mis e-mails y hay cierto cachondeo con su extensión, así que no es cosa solo de este foro, pero es que cuando me pongo a teclear empiezan a salir cosas y conforme salen las pongo y me cuesta parar. Luego antes de enviarlo pienso "Jo tío, ya te has pasado otra vez, a ver si recortas algo" pero lo releo y no se por donde cortar, así que acabo enviándolo tal cual a sabiendas de que much@s lo dejarán a mitad o antes (cosa que entiendo perfectamente) pero prefiero eso a dejar esas cosas en el tintero. Agradezco saber que hay a quien le gustan.

    Y decirte también que me ha gustado mucho conocer tu punto de vista. Creo en mi opinión que le ha dado un toque bastante "terrenal" a este mundo de las choto/choba- agendas que para mi era desconocido totalmente.

    Salu2.

    ResponderEliminar
  47. Amigo RP, ya te contaré quién me explicó la teoría del Parque Móvil, fue un amigo común. Ahora en el trabajo cada vez que alguien le pregunta a mi compañero encargado de los coches de empresa "B, cómo tienes el parque móvil?", me lo imagino con un harén de mujeres. He deicido bautizar a la agenda donde apunta los pedidos de coches "la chorbagenda" ;)

    Creo que debería hacer otro blog para varios autores, porque la mayoría de los comentarios que recibo no tienen de desperdicio, es una pena que solo los lean cuatro gatos, cuánta sabiduría desperdiciada! :D

    (y no lo digo de coña, que no se me cabree nadie, que ya se ha dado de baja un seguidor y no quiero más disgustos, eh!)

    ResponderEliminar
  48. Oye, que yo no es que no lo confiese, es que no lo practico jajaja.

    Que por cierto, he recordado que una vez escribí un micro relacionado con el tema que aquí se trata. xD

    ResponderEliminar
  49. Nada, X, ya sabes, siempre estás a tiempo de comprarte una chorba-agenda :D

    Aunque soy de la opinión de que las mujeres, mejor de una en una, aunque sea sin compromiso ;)

    Pasaré por tu post, seguro que es interesante.

    ResponderEliminar
  50. Jajajajaja, buenísimo!
    Ya lo leí hace unos días y no tuve tiempo de comentar...y hoy, lo he vuelto a leer solo por gusto!!

    Es que es taaaan ¿cierto?

    Y taaaan ¿bien contado?

    Genial, me ha encantado! ^^

    ResponderEliminar
  51. Hola, Marta! Muchas gracias por tu comentario, me alegro mucho de que te guste tanto como para repetir :D

    ResponderEliminar
  52. Hola soy nati, entra en mí blog y juega será divertido. Besos.

    ResponderEliminar
  53. Qué divertidos todos tus post. Qué complicada es la soltería no? Menos mal que tengo a mi chico que no pienso soltarle... que soy más simple que el mecanismo de un chupete jeje :)
    besos!

    ResponderEliminar
  54. Hola, Raquel. Me alegro de que te gusten :D

    Sí que es complicada la soltería, sí... Si tuviera que volver a empezar, creo que sería incapaz de salir de caza, buf! qué pereza... ;)

    ResponderEliminar
  55. tremendo vídeo que pusiste que buena canción. e oído que la noche es toda magia y que un duende te invita a soñar........... que tenga buen fin de semana

    ResponderEliminar
  56. Hola, Miguel! Gracias por tu comentario :)

    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  57. Su, te pido permiso para publicar tu post en mi blog, identificando el origen y la titularidad, claro!! dime algo!! Es fabuloso. Un beso.

    ResponderEliminar
  58. Hola, Irene. Mujer, dejando claro al principio de dónde viene, me parece bien. Cuando lo pongas me pasaré por ahí a dejar algún comentario! :D
    Me alegro de que te guste, un beso!

    ResponderEliminar
  59. Yo si he tenido comodines y mi actual choto-agenda posee actualmente tres, los cuales los ordeno en orden de frecuencia de comunicación. El primer puesto se lo lleva el mismo "pata negra" q nombré en el otro coment, es el q sé q también tiene otra comodinas, pero q estuve engañada varios meses pensando q era la única, describiste perfectamente lo q se siente cuando la bajan a una de esa nube. El 2º es un amigo de Bogotá, al cual veo una vez al año, obviamente x la distancia pero q ambos somos felices así, intentamos tener algo oficial pero somos demasiado diferentes para q funcione.

    El tercero es alguien q tengo en remojo, jajajaja. En unos meses llegará a la ciudad y yo lo espero con ansias xq todo pinta super bueno. En fin, entre + te leo, + me doy cuenta q debo alejarme del comodín No. 1. Q cosa más difícil de hacer!!!!

    ResponderEliminar
  60. Jeje, Angélica, veo que te manejas muy bien con tus comodines :D

    Por lo que cuentas, el comodín nº 1 no te conviene, no no no... Ese sería lo que yo considero "un ejemplar inservible", no mola nada. Los comodines tienen que ser tíos majos, con los que se esté a gusto, no para sufrir! :D

    Ánimo, seguro que puedes librarte de él. Una forma puede ser buscar un comodín nuevo para sustituirle... ;)

    ResponderEliminar
  61. ¿Entonces no puedo nombrar a Brad Pitt en la cama con el husbaaaaaaand?
    Cachislamar!!!

    ResponderEliminar
  62. Lakacerola, nooooo, ni se te ocurra! Tampoco llames a Brad "husband" :D.

    ResponderEliminar
  63. Su,¿como se te da tan bien analizar estas situaciones? Eres un crack!!

    Aunque he de decir que la práctica es mas fácil que toda esta teoria...porque simplemente te dejas llevar, y las cosas suceden o no suceden, se cometen errores, si, pero de ellos aprendes...y te situas cada vez mas cerca de la teoría que expones acerca de cómo dominar un comodín y no morir en el intento.

    Yo entré en situación peligrosa con calvi, racionalmente ni de coña me fijaría en un tipo como él, porque mi atracción era solo física...sin embargo...tras los momentos de cama...una va dudando de si lo que quiere son sus abrazos, o simplemente abrazos en general y resulta que es él quien te los da. Pensé que quien evita la ocasión evita el peligro...y desaparecí...un tiempo mas tarde...no veo ya la ocasión, y el peligro de momento está lejos...también es verdad que metí en mi vida neutralizadores que ayudaron bastante a que calvi se disipara entre mis opciones.

    Un beesito, Muy buen post

    ResponderEliminar
  64. Hola, Blind-y. La verdad es que este es un tema controvertido :). Este post lo escribí por primera vez hace cuatro años. Entonces era más corto y recogía mis conclusiones después de haber tenido algunos comodines. Lo rematé antes de publicarlo, añadiendo otras experiencias posteriores (especialmente el comodín con fidelidad).

    Yo lo probé tarde, por cierto, de los 36 a los 38, más o menos, después de separarme. Y la verdad es que es complicado, porque emocionalmente siempre te acabas implicando mucho, no es fácil eso de "follar por follar", al menos para una mujer.

    Si yo estuviera soltera de nuevo, no sé si podría mantener situaciones así, al menos no tendría ganas de hacerlo. Lo difícil seguramente sería no hacerlo, porque hoy en día es más difícil tener pareja que tener un comodín, por desgracia. Para mí es el mundo al revés, pero es lo que hay...

    Un beso, y gracias por tu comentario! :)

    ResponderEliminar
  65. Una entrada bastante interesante e instructiva al menos.

    Tomaré nota de todos los consejos y realmente me aclaran ciertas cosas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  66. Qué entrada más buena!!!!
    De todos los comentados, los peores sin duda los que te usan de comodina, se comportan con ambigüedad, te confunden y desaparecen sin más!

    ResponderEliminar
  67. teologiadeS, se me había pasado tu comentario. Me alegro de que te aclare cosas, a mí escribirla me sirvió para poner en orden mis ideas, que estaba hecha un lío.

    Aliena, lo de los comodines es que tiene su miga, y cuando pillas a uno de los que te marea, puedes acabar medio loca.

    Besos a las dos.

    ResponderEliminar